Todos sabemos que nuestro escenario económico nacional no es del todo alentador, los precios de algunos alimentos y más recientemente el de la gasolina experimentan considerables incrementos, los salarios no aumentan al mismo ritmo y hay sectores laborales con casos en los que puede demorar incluso décadas, de otro lado, el porcentaje de desempleo sigue aumentando y, a todo esto, sumémosle que varias comisiones bancarias se están incrementando desde hace ya unos meses. Sin duda este escenario amerita estar más atentos de nuestros egresos, para evitar que aumenten sobre todo de forma innecesaria, en otras palabras: ¡No estamos para regalar la plata! Por eso, he decidido darles algunas recomendaciones de cómo evitar el pago de algunas comisiones bancarias, aquellas a las que denomino “comisiones prohibidas de pagar”, y por qué “prohibidas de pagar”, pues porque en verdad son totalmente evitables. Vamos a ver entonces cómo podemos evitar pagar las siguientes comisiones o penalidades: Penalidad por atraso o incumplimiento de pago, Comisión por pago o recaudación de servicios y Comisión por uso de cajero automático (caso: retiro de dinero de tarjeta de crédito).

Penalidad por atraso o incumplimiento de pago

Es el castigo que te impone la entidad financiera cuando te atrasas en la fecha de pago de tu tarjeta de crédito o créditos, o pagas menos del monto a pagar.

Para evitar esta penalidad, primero debes tratar no tener muchas fechas de vencimiento, porque te terminan confundiendo y hace que olvidarse de una de ellas sea más fácil. Lo recomendable es consolidar la deuda en una sola. Pregunta a las entidades si te quisieran comprar las deudas que tienes en las otras y te sorprenderá las facilidades que te dan, por ejemplo, pagar una menor tasa de interés. Segundo, solicita a la entidad financiera afiliarte al débito/cargo automático, para que se cobre la deuda del mes automáticamente en la cuenta de ahorros o corriente que tú le has encargado. Tercero: revisa el cálculo de la penalidad, es decir, que la entidad financiera lo haya aplicado correctamente según señala en su contrato, porque ahora varias entidades ya no cobran solo una cantidad fija, sino que le incluyen un % del monto pendiente de pago o por los días transcurridos sin pagar y en esta operación se están presentando errores. Si no coincide tu cálculo con lo que te han cobrado, entonces es recomendable que acudas al INDECOPI (oficinas o página web) para que registren tu reclamo o denuncia por la falta de idoneidad del servicio. Finalmente, recuerda que las tarjetas de crédito pueden tener deuda en soles y en dólares, si es tu caso y no eres de los que paga siempre el monto total adeudado, entonces no olvides pagar ambas monedas cada mes.

Comisión por pago o recaudación de servicios

Es el cobro por el servicio que te presta la entidad financiera al atender el pago de tus servicios (luz, agua, etc.) en los canales presenciales (ventanilla o agentes).

En este caso, al igual que el anterior, puedes evitar esta comisión si, en vez de hacer el pago por ventanilla o agentes, solicitas a tu entidad financiera afiliarte al débito/cargo automático para el pago de servicios. Adicionalmente, podrás evitar la comisión si logras conocer las alternativas de pago de servicios sin costo que te ofrece la entidad financiera. Generalmente hacer los pagos por medios virtuales, como las aplicaciones (app) o vía la banca por internet son libres de costo. Ten en cuenta que para realizar el pago sea por débito/cargo automático o por los medios virtuales, es necesario que tengas una cuenta de ahorros o corriente, o tarjeta de crédito (en algunos casos) para que la entidad financiera realice el cargo.

Comisión por uso de cajero automático (caso: retiro de dinero de tarjeta de crédito)

Es el cobro que te hace la entidad financiera por el servicio de utilizar tu tarjeta de crédito en el cajero automático, sea para realizar retiros, consultas y/o movimientos, entre otros.

Primero debes conocer que cuando retiras dinero de tu tarjeta de crédito no sólo vas a pagar esta comisión, sino también la altísima tasa de interés que te cobran en estos casos, por lo que la primera recomendación es mejor no sacar dinero de tu tarjeta de crédito, a menos claro que sea tu última alternativa, en ese caso pasemos a la segunda recomendación, que consiste en conocer las alternativas para retirar dinero de tu tarjeta de crédito sin costo que te da la entidad financiera, generalmente es vía aplicaciones (app) y la banca por internet. En estos casos necesitarás tener también una cuenta de ahorros o corriente para depositar el dinero retirado de tu tarjeta de crédito. Una última recomendación sería: exige la devolución de lo cobrado si es que se presenta alguna falla del servicio en el momento en que quieres retirar el dinero, por ejemplo, el cajero automático no te avisó que se te iba a cobrar una comisión, el cajero presentaba fallas que dificultaban la operación, el precio de la comisión difiere del tarifario de la entidad, etc. Si se da esto, entonces es recomendable que acudas al INDECOPI (oficinas o página web) para que registren tu reclamo o denuncia por la falta de idoneidad del servicio.

Más adelante seguiremos con más recomendaciones de otras “comisiones prohibidas de pagar”