Mercado financiero nacional. ¡Una película con final futurista!

¡Es una película con final futurista!, fue lo primero que pensé después de asistir al IV Foro Nacional de Educación e Inclusión Financiera y escuchar alcances respecto al futuro del mercado financiero nacional. En esta película se están redefiniendo actualmente los actores y los libretos para la escena final, están apareciendo actores de reparto jóvenes -las Fintech- y los libretos de Educación e Inclusión Financiera -con un componente digital- pasan a ser vitales para que el final de la película sea espectacular, sobre todo considerando al nuevo protagonista: el consumidor financiero millenial.

Voy a contarles a continuación los tres momentos claves de la película, espero les guste.

¿Cómo empieza la película?

Inicia con un mercado financiero nacional donde los principales actores de reparto son las entidades financieras y el protagonista es el consumidor financiero. Éste último está acostumbrado a una oferta de productos financieros en su mayoría complejos y caros, con información transparente pero difíciles de entender, asimismo, acostumbrado a experimentar procesos con tiempos de atención a veces extensos, tanto para atenderse en una agencia, en un agente, así como para acceder a los productos financieros o para reclamar sobre ellos.

El protagonista de la película, que es el consumidor financiero, evidencia niveles importantes de desconfianza hacia las entidades financieras y lo demuestra con bajos niveles de bancarización, a pesar de que éstas han ampliado sus distintas modalidades de canales de atención. Sin embargo, sabemos que las necesidades y expectativas del consumidor no siempre van a hacer las mismas.

¿Qué pasa en la mitad de la película?

El protagonista empezó a cambiar. El consumidor nacional actual está compuesto en gran parte por los millenials, quienes con sus actitudes y hábitos de consumo están empezando a cambiar los mercados. Según CEPLAN, se calcula que, en el año 2030, los millenials representarán el 68% de la fuerza laboral del Perú, por lo tanto, tendrán el poder suficiente para generar mercados, así como para destruir a aquellos cuyas ofertas no los satisfagan. Y esta es la escena de terror que tiene asustados a los principales actores de reparto del mercado financiero nacional.

Estos principales actores de reparto -las entidades financieras- enterándose de los cambios en el protagonista de la película, empiezan entonces a desarrollar muchas acciones digitales para la oferta financiera, como nuevos aplicativos y web de bonitos diseños, con una facilidad para contratar envidiable, pero, en varios casos, hay detrás el mismo producto y proceso financiero complejo o difícil de entender. De otro lado, realizan más acciones para promover la educación e inclusión financiera, como charlas, ferias, revistas, talleres, información en páginas web, pero casi en su mayoría con un enfoque más de transmitir conocimientos y muy poco de generar nuevos hábitos y competencias.

En eso, aparece en escena un joven actor de reparto, “Las Fintech”, que han entrado al mercado peruano para quedarse y quieren ser el actor de reparto principal en la escena final de la película del mercado financiero nacional. Estas empresas ya están haciendo temblar a varias entidades financieras, que ven como el consumidor es más afín a esta nueva propuesta digital llena de inmediatez y practicidad.

¿Qué pasará en la escena final de la película?

Hay incertidumbre sobre la escena final. De un lado, vemos que aún hay bastante por hacer para educar e incluir financieramente al consumidor nacional, siendo importante que las acciones actuales y futuras (según ASBANC actualmente hay como 17 tipos de esfuerzos en educar financieramente, pero todos con distintos dueños y enfoques) estén bajo un liderazgo integrador y orientadas a entender y responder a las necesidades y tendencias del consumidor financiero millenial. Recordemos que, en junio de este año, la SBS publicaba en medios, que a esa fecha existía más de 180,000 jóvenes de 18 a 25 años que perdieron su capacidad de endeudamiento, lo cual es lamentable, por eso es vital el real entendimiento de este nuevo potencial consumidor.

De otro lado, las entidades financieras, haciendo reingeniería de sus estructuras y talentos, deben sorprendernos con nuevos modelos de negocios, que hagan emocionante la escena final de la película del mercado financiero nacional. ¡Estemos atentos!

Comisiones prohibidas de pagar

Todos sabemos que nuestro escenario económico nacional no es del todo alentador, los precios de algunos alimentos y más recientemente el de la gasolina experimentan considerables incrementos, los salarios no aumentan al mismo ritmo y hay sectores laborales con casos en los que puede demorar incluso décadas, de otro lado, el porcentaje de desempleo sigue aumentando y, a todo esto, sumémosle que varias comisiones bancarias se están incrementando desde hace ya unos meses. Sin duda este escenario amerita estar más atentos de nuestros egresos, para evitar que aumenten sobre todo de forma innecesaria, en otras palabras: ¡No estamos para regalar la plata! Por eso, he decidido darles algunas recomendaciones de cómo evitar el pago de algunas comisiones bancarias, aquellas a las que denomino “comisiones prohibidas de pagar”, y por qué “prohibidas de pagar”, pues porque en verdad son totalmente evitables. Vamos a ver entonces cómo podemos evitar pagar las siguientes comisiones o penalidades: Penalidad por atraso o incumplimiento de pago, Comisión por pago o recaudación de servicios y Comisión por uso de cajero automático (caso: retiro de dinero de tarjeta de crédito).

Penalidad por atraso o incumplimiento de pago

Es el castigo que te impone la entidad financiera cuando te atrasas en la fecha de pago de tu tarjeta de crédito o créditos, o pagas menos del monto a pagar.

Para evitar esta penalidad, primero debes tratar no tener muchas fechas de vencimiento, porque te terminan confundiendo y hace que olvidarse de una de ellas sea más fácil. Lo recomendable es consolidar la deuda en una sola. Pregunta a las entidades si te quisieran comprar las deudas que tienes en las otras y te sorprenderá las facilidades que te dan, por ejemplo, pagar una menor tasa de interés. Segundo, solicita a la entidad financiera afiliarte al débito/cargo automático, para que se cobre la deuda del mes automáticamente en la cuenta de ahorros o corriente que tú le has encargado. Tercero: revisa el cálculo de la penalidad, es decir, que la entidad financiera lo haya aplicado correctamente según señala en su contrato, porque ahora varias entidades ya no cobran solo una cantidad fija, sino que le incluyen un % del monto pendiente de pago o por los días transcurridos sin pagar y en esta operación se están presentando errores. Si no coincide tu cálculo con lo que te han cobrado, entonces es recomendable que acudas al INDECOPI (oficinas o página web) para que registren tu reclamo o denuncia por la falta de idoneidad del servicio. Finalmente, recuerda que las tarjetas de crédito pueden tener deuda en soles y en dólares, si es tu caso y no eres de los que paga siempre el monto total adeudado, entonces no olvides pagar ambas monedas cada mes.

Comisión por pago o recaudación de servicios

Es el cobro por el servicio que te presta la entidad financiera al atender el pago de tus servicios (luz, agua, etc.) en los canales presenciales (ventanilla o agentes).

En este caso, al igual que el anterior, puedes evitar esta comisión si, en vez de hacer el pago por ventanilla o agentes, solicitas a tu entidad financiera afiliarte al débito/cargo automático para el pago de servicios. Adicionalmente, podrás evitar la comisión si logras conocer las alternativas de pago de servicios sin costo que te ofrece la entidad financiera. Generalmente hacer los pagos por medios virtuales, como las aplicaciones (app) o vía la banca por internet son libres de costo. Ten en cuenta que para realizar el pago sea por débito/cargo automático o por los medios virtuales, es necesario que tengas una cuenta de ahorros o corriente, o tarjeta de crédito (en algunos casos) para que la entidad financiera realice el cargo.

Comisión por uso de cajero automático (caso: retiro de dinero de tarjeta de crédito)

Es el cobro que te hace la entidad financiera por el servicio de utilizar tu tarjeta de crédito en el cajero automático, sea para realizar retiros, consultas y/o movimientos, entre otros.

Primero debes conocer que cuando retiras dinero de tu tarjeta de crédito no sólo vas a pagar esta comisión, sino también la altísima tasa de interés que te cobran en estos casos, por lo que la primera recomendación es mejor no sacar dinero de tu tarjeta de crédito, a menos claro que sea tu última alternativa, en ese caso pasemos a la segunda recomendación, que consiste en conocer las alternativas para retirar dinero de tu tarjeta de crédito sin costo que te da la entidad financiera, generalmente es vía aplicaciones (app) y la banca por internet. En estos casos necesitarás tener también una cuenta de ahorros o corriente para depositar el dinero retirado de tu tarjeta de crédito. Una última recomendación sería: exige la devolución de lo cobrado si es que se presenta alguna falla del servicio en el momento en que quieres retirar el dinero, por ejemplo, el cajero automático no te avisó que se te iba a cobrar una comisión, el cajero presentaba fallas que dificultaban la operación, el precio de la comisión difiere del tarifario de la entidad, etc. Si se da esto, entonces es recomendable que acudas al INDECOPI (oficinas o página web) para que registren tu reclamo o denuncia por la falta de idoneidad del servicio.

Más adelante seguiremos con más recomendaciones de otras “comisiones prohibidas de pagar”

Educación e Inclusión Financiera 2016

Este jueves 20 y viernes 21 de octubre se realizó el III Foro Nacional de Educación e Inclusión Financiera en el hotel Sheraton del centro de Lima, organizado por ASBANC y CEFI, con el objetivo de compartir las propuestas de diversas entidades privadas sobre el tema.

Algunos de los temas que se revisaron

 

Digitalización de pagos

Representa un mecanismo para mejorar la inclusión financiera en el sector público y privado -ambos con un alto nivel de uso de efectivo en sus operaciones- y va de la mano con las expectativas de las nuevas generaciones y el uso de las tecnologías de información. Sin embargo, para que esta oportunidad sea efectiva, no nos debemos olvidar que se trata de un negocio, en el que todos los actores deben ver ganancia: los inversores, el gobierno, los usuarios, etc.

En este sentido se presenta como una solución a BIM, la billetera móvil que es una nueva y buena alternativa que consiste en tener a tu celular como un medio de pago digital. Este es un mecanismo que ya existe hace algunos años en otros países y que ayudaría a que ciertos sectores de la población -aquellos que desconfían o se les hace difícil tener una cuenta de ahorro y tarjeta de débito en alguna empresa financiera- puedan realizar sus transacciones vía un medio digital evitando así el uso del cash.

Los medios de pago digitales pueden ser muy efectivos cuando hay motivación e incentivos para incrementar su uso. Se hizo mención a la experiencia positiva de reducción automática del IVA por parte del gobierno Uruguayo, para aquellos que consumían usando sus Tarjetas de Crédito y Débito.

Educación Financiera

Si bien se han realizado avances importantes, como la inclusión de la educación financiera en el currículo de educación nacional, las alianzas públicas y privadas para desarrollar programas como “Finanzas en mi colegio”, o “Contigo en tus finanzas en el aula”, etc. aún se presentan grandes retos, entre ellos: reforzar en las universidades e institutos lo aprendido en el colegio, crear nuevos modelos de educación financiera que permita no sólo aprender conceptos, sino también desarrollar capacidades, atender necesidades de educación según criterios de edad y segmentos, entre otros. Todo esto nos debe acercar más al objetivo de la educación financiera: “Generar oportunidades de crecimiento”.

Un par de ejemplos que evidencian la voluntad por educar financieramente a los sectores necesitados, fue lo presentado por la Federación Peruana de Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (FEPCMAC), con su programa “Tu caja te cuenta” y la noticia de la designación de un Oficial de Educación Financiera en cada caja. Interesantes aportes producto del trabajo organizado de las once cajas.

Algunos resultados del Perú en el estudio La Voz del Cliente, realizado por la Campaña Smart para el sector de las microfinanzas y presentado durante el foro:

  • El 43% de los clientes no entendió las condiciones de su crédito.
  • Más del 75% no tiene idea de cuánto es su tasa de interés.
  • El seguro es el producto que menos se entiende.
  • Los clientes no entienden cómo funcionan los burós de crédito.

Promover la importancia del ahorro

El ahorro es el producto clave para bancarizar, sin embargo, hoy representa una de las brechas más grandes que tiene el Perú y Latinoamérica. Varios sectores de la población abren una cuenta de ahorro para subsistir, generalmente retirando todo en la primera transacción, es decir, no utilizan el sistema del ahorro.

Es importante tener un enfoque hacia la necesidad de desarrollar una cultura de ahorro formal, para prosperar y generar buenos tiempos. Todos deberían hacerlo: las personas, las empresas y los gobiernos.

Se presentó durante el foro el siguiente link para descargar gratuitamente el libro “Ahorrar para Desarrollarse” del Banco Interamericano de Desarrollo: www.iadb.org/ahorro

Microseguros

Importante promover los microseguros, éstos representan una buena oportunidad para incluir a aquellos sectores de la población que tienen bajos ingresos, permitiéndoles reducir el riesgo y la opción a recuperarse después de alguna crisis o eventualidad como accidentes, enfermedades, desastres, etc., sin embargo, según señalaron los especialistas, se suele pensar en ellos al último cuando se habla de inclusión financiera. El desafío aquí es también aumentar la confianza hacia los microseguros.

Algunos puntos de vista adicionales con relación a los temas vistos en el foro

 

“Nadie puede confiar en algo que no conoce”

Importante esta frase que se dio durante el foro, porque señala una de las barreras y a su vez uno de los principales retos de la inclusión financiera y la bancarización en el Perú: “La falta de confianza de la población hacia los productos y servicios financieros”.

Pero ¿por qué seguimos con la falta de confianza hacia los productos y servicios de un sector empresarial que es seguro, regulado y cuya información de las características y condiciones contractuales de su oferta se encuentran por todos lados (por ejemplo, en páginas web, publicidad vía TV y radio, folletería, etc.)?

Durante el foro se señalaron varios factores que responden la pregunta anterior, entre ellos:

  • Bajo nivel de educación financiera.
  • Bajo nivel de cultura financiera.
  • Información confusa y alto costo de los productos y servicios financieros.
  • Falta de conocimiento e innovación de los proveedores financieros respecto a los usos, costumbres y comportamientos de ciertos segmentos de la población, puntualmente sobre las formas de usar efectivo, ahorrar y financiarse.

Existe oportunidad entonces de ser bi-direccionales en este tema, es decir, trabajar desde la oferta y la demanda. Con la oferta para innovar en productos y servicios fáciles de entender y a precios accesibles, y con la demanda para incrementar las iniciativas que les permitan adquirir competencias necesarias para entender las características de la oferta.

¿Será efectivo un medio de pago digital como BIM?

Puntualmente considero que alternativas como BIM son muy necesarias, sólo hay que tener cuidado que resulten efectivas manteniendo los precios que tienen. No digo que no deban costar, porque detrás hay empresarios que obviamente quieren rentabilizar su negocio, sólo recordar que siempre hay oportunidad para mejorar y una buena forma en este caso es entendiendo las necesidades y las posibilidades reales de la población. Tengamos en cuenta por un lado que entender a la población no es fácil, sino ¿por qué seguimos teniendo por años la falta de confianza en el sector? y, de otro lado, siempre lo gratis del uso del efectivo va a ser más atractivo.

¿Las normas de protección al consumidor financiero ayudan a disminuir la falta de confianza?

Considero que sí, porque han dado la oportunidad que la población tenga empresas financieras que cuentan con mecanismos estandarizados tanto de información, como de atención de quejas y reclamos a los consumidores. Sin embargo, una oportunidad de mejora aún por parte de las empresas financieras y que puede influenciar directamente en disminuir la falta de confianza en el sector, es mejorar el aseguramiento del adecuado cumplimiento de éstos estándares en los distintos momentos de la verdad, para que de esta forma se mejore la experiencia, el aprendizaje y la percepción del consumidor.

¿Es necesario que las empresas financieras se preocupen en tener nuevos clientes?

Sí, y podrán hacerlo siempre y cuando éstas empresas hagan su oferta de productos y servicios más atractiva, y esto sólo se podrá si logran romper los moldes de siempre. Sabemos que este negocio para que sea rentable debe ser masivo, no se trata de sólo hacer crecer el negocio a través de los clientes existentes, sino incluir a nuevos segmentos a través de una propuesta de productos y servicios fácil de entender y sobre todo barata.

La mayoría en el Perú no sabe lo que es la tasa de interés

Interesante realidad que pone de manifiesto grandes retos:

Por un lado, es positivo todos los esfuerzos realizados por las empresas financieras nacionales, para implementar mecanismos de información de fácil entendimiento y acceso al consumidor, pero es aún más importante que éstos se apliquen y se cumplan de manera adecuada y diligente en cada oportunidad de contacto presencial o virtual que se tenga con el consumidor. Esto, más seguir promoviendo y ejecutando acciones efectivas de educación financiera, representan grandes retos para las empresas financieras de nuestro país.

De otro lado tenemos al consumidor nacional, que necesita ser más comprendido en sus expectativas de consumo financiero, para poder ofrecerle mejores oportunidades de decidir financieramente bien, sea con la la ayuda del estado, de las empresas financieras, así como también de otros agentes privados, como ocurre en países como México, España, entre otros.

Les dejamos el enlace a la noticia del diario Gestión:

http://gestion.pe/tu-dinero/bid-mayoria-peru-no-sabe-lo-que-tasa-interes-2165448

 

Información transparente al consumidor en el mercado financiero peruano.

El consumidor financiero necesita de información idónea, clara y actualizada para poder tomar decisiones financieras responsables, es por eso que acciones públicas o privadas que promuevan la comparación de características y precios de los productos financieros cobran cada vez más relevancia.

Copiamos una nota del diario Gestión sobre el tema.

Compare online los intereses que cobran las entidades financieras por sus créditos

El Perú registra el índice de confianza del consumidor más alto de América Latina, según Encuesta Global de Nielsen

El índice peruano llegó a los 101 puntos en el cuarto trimestre del 2014, cuatro puntos por encima de la anterior medición, informó la compañía. El Perú fue el único de la región que registró una tendencia positiva.  Nielsen, compañía global de información y medición con presencia en aproximadamente 100 países, dijo que la confianza del consumidor en América Latinamuestra una tendencia a la baja, tras disminuir tres puntos en el período de análisis, ubicándose en 88 puntos. La Encuesta Global de Nielsen detalló que, en general, el índice de confianza del consumidor en la región se mostró a la baja en cinco de los siete países medidos.

Continue reading →